Como cada tarde, a eso de las 6...

 

Un maravilloso regalo.