Solo queda de tu voz el eco...

 

Silencio